Los implantes dentales son una herramienta fantástica para reponer dientes que se han perdido o que tienen un pronóstico periodontal o restaurador imposible. El objetivo final es dotar al paciente de una situación similar, o lo más parecida, a la que disfrutaba antes de haber perdido las piezas dentales.

Tenemos que diferenciar dos fases:

implantes-dentales-madrid

1ª – “Fase quirúrgica” de los implantes dentales

La primera es la fase quirúrgica, en la que básicamente se coloca un tornillo en el hueso. Es importante entender que para que se produzca la osteointegración (unión del implante al hueso) ha de pasar un tiempo suficiente (entre 2 y 6 meses según el protocolo). El protocolo quirúrgico a su vez va a depender de distintos factores, como son la calidad y la cantidad de hueso que queda tras la extracción del diente, los factores relacionados con el paciente (hábito tabáquico, presencia de enfermedades de las encías, etc) y de las características del tramo desdentado que tenemos que restaurar. El objetivo principal de este implante (tonillo) es ofrecer la posibilidad de colocar una prótesis (diente) y trasmitir al hueso las fuerzas de la masticación.

2ª – “Fase restauradora” de los implantes dentales

La segunda fase es la restauradora. Esta la podemos realizar de un modo simultáneo a la colocación del implante o diferido, una vez se ha producido la osteointegración. A su vez la fase restauradora se puede realizar empleando materiales provisionales o definitivos. Una vez más, el protocolo restaurador va a depender de la cantidad y calidad del hueso y de las características individuales de cada paciente, como son la demanda estética o las dimensiones del área desdentada. El objetivo principal de la fase restauradora es la de proveer al paciente de la prótesis dental que se atornilla o cementa a la cabeza del implante o a un pilar intermedio que colocamos entre el implante y la restauración.

implantes-dentales-madrid

Existen muchas marcas y diseños de implantes dentales y distintas formas de confeccionar las prótesis. Lo más importante en implantología es conseguir la estabilidad a largo plazo de los tejidos duros y blandos periimplantarios. Esto se traduce en poner en marcha todas las herramientas que están en nuestras manos para conseguir que en el largo plazo todo el implante esté completamente rodeado de hueso y además con una encía estable y sana. Es por ello por lo que este campo de la odontología requiere una formación continuada en la que de manera rutinaria estemos formándonos en nuevos protocolos, materiales y técnicas que permitan ofrecer a nuestros pacientes tratamientos más predecibles. Una de las ventajas que podemos ofrecer en la clínica Sanzmar es que los especialistas en implantes dentales son profesores de la Universidad Complutense de Madrid e investigadores de prestigio internacional en el campo de la implantología dental.

Así mismo, la incorporación de las nuevas tecnologías nos permite ser más precisos no solo en la colocación de los implantes, si no en el ajuste de las prótesis con el implante dental o el pilar intermedio. Por esta razón trabajamos con los mejores laboratorios, quienes fabrican prótesis de la mejor calidad, con los mejores materiales y con el mejor ajuste posible. Todo esto se traduce en una mayor estabilidad de los tejidos periimplantarios.

implantes-dentales-madrid

El escenario convencional de colocación de implantes

Entre 3 y 4 meses tras la extracción del diente se ha producido completamente la cicatrización del hueso. Idealmente disponemos de suficiente hueso para colocar el implante. Tras la fase quirúrgica, esperamos entre 2 y 3 meses para tomar impresiones y confeccionar la prótesis. Esta fase restauradora puede durar a su vez entre 10 días y un mes, dependiendo de las pruebas protésicas que tengamos que hacer con el laboratorio. En el caso en el que la calidad del hueso sea suficiente como para conseguir una estabilidad primaria del implante suficiente (esto significa que el implante no se desplaza ni rota una vez colocado en el hueso) realizaremos una técnica en una fase. Esto significa que en el mismo acto quirúrgico pondremos un pilar de cicatrización que sobresale de la encía y que nos permite a posteriori acceder a la cabeza del implante sin tener que tocar la encía de nuevo. Si por el contrario no disponemos de suficiente estabilidad primaria, pondremos un pilar de cierra y sumergiremos el implante debajo de la encía. En estos casos tendremos que realizar una segunda cirugía para colocar los pilares de cicatrización una vez se haya completado el tiempo de osteointegración oportuno.

Además de este escenario convencional, disponemos de otras situaciones específicas que tienen sus características individuales.

Regeneración ósea

Después de la extracción de los dientes se producen una serie de cambios dimensionales en el hueso en los tres planos del espacio. Esto se traduce que el hueso merma en sentido vertical y en sentido horizontal. La magnitud de estos cambios va a ser dependiente de ciertos factores, entre los que podemos destacar los siguientes: a) los dientes del sector anterior estético (incisivos y caninos) experimentan mayor pérdida del hueso; b) los dientes que extraemos con infecciones y con quistes experimentan un mayor cambio dimensional; c) a mayor número de dientes contiguos extraídos, mayor es el colapso del hueso.

En función de la anatomía del defecto en el hueso la regeneración se podrá realizar principalmente en sentido horizontal o en sentido vertical. En cualquiera de los dos casos generalmente usamos sustitutos de hueso de origen animal a los que se ha eliminado cualquier traza de proteína, por lo que el rechazo de este tipo de injertos es del 0%. Es sustituto lo tenemos que proteger generalmente con una membrana, que pueden ser reabsorbibles de colágeno, o no reabsorbibles. La decisión de utilizar una u otra generalmente viene determinada por la anatomía del defecto, estando más indicadas las no reabsorbibles en el caso de que tengamos que reconstruir el hueso en sentido vertical. Como alternativa a estas últimas, disponemos también de las mallas de titanio.

La regeneración de hueso se puede realizar de manera simultánea a la extracción del diente o a la colocación del implante o de manera diferida. Las técnicas de preservación de alveolo consisten en regenerar el hueso en el mismo momento que extraemos el diente para minimizar los cambios dimensionales que se producen y así poder facilitar a posteriori colocar el implante. Las técnicas de regeneración simultánea a la colocación de los implantes las realizamos cuando al colocar el implante en su posición ideal, parte del tornillo no queda completamente rodeado de hueso. En estos casos esa parte expuesta o con un hueso extremadamente fino los cubrimos con un sustituto de hueso y lo protegemos con una membrana. Generalmente esperamos entre 4 y 6 meses para realizar la segunda fase. Sin embargo, cuando nos encontramos defectos en el hueso de mayores dimensiones que nos impiden estabilizar los implantes en la posición ideal debemos realizar procedimientos de aumento hueso a la colocación de los implantes. En estos casos, esperamos 6 meses para colocar los implantes cuando hemos reconstruido principalmente en sentido horizontal y 8-9 meses en casos de regeneración vertical.

Elevación de seno

Los cambios dimensionales que afectan al hueso tras la extracción de los dientes se pueden ver magnificados en el sector posterior del maxilar (premolares y molares superiores) debido a la presencia del seno maxilar. Hay pacientes que tienen los senos maxilares muy grandes o senos que han expandido después de la pérdida dentaria. Los senos son cavidades de aire que tenemos en cráneo, pudiendo comprometer la colocación de los implantes.

En el caso de que tengamos que reponer dientes con implantes en estos sectores y no dispongamos de suficiente altura ósea por la presencia del seno maxilar disponemos de dos técnicas quirúrgicas para la elevación del seno. Ambas nos permiten ganar altura de hueso con el fin de que todo el implante quede finalmente rodeado de tejido óseo.

En primer lugar, tenemos la técnica de elevación de seno con acceso lateral. Esta va a ser la técnica de elección cuando dispongamos de muy poca altura de hueso. Es una técnica muy predecible y con muy pocos riesgos en las que de nuevo empleamos un sustituto de hueso y una membrana reabsorbible de colágena. En esta técnica realizamos una ventana en la pared del seno empleando instrumental piezoeléctrico que permite mantener la integridad de la membrana que cubre la cavidad del seno. Una vez hemos creado el acceso al seno se levanta con cuidado la membrana en la zona donde necesitamos aumentar el hueso y rellenamos el espacio en el que hemos separado la mucosa. Con el paso del tiempo, la zona que hemos rellenado se transformará en nuevo hueso. En el caso en que podamos estabilizar el implante, la técnica de acceso lateral se puede realizar de manera simultánea. En estos casos tendremos que esperar 6 meses para realizar la segunda fase de colocación de pilares de cicatrización. En otras ocasiones la altura remanente de hueso es tan escasa (<2 mm) que tenemos que realizar la elevación de seno previa a la colocación de los implantes. Técnicamente es similar, pero en estos casos hay que esperar 6 meses para colocar el implante y luego otros 2-3 meses de periodo de osteointegración. [/av_textblock] [/av_two_third][av_one_third min_height='' vertical_alignment='' space='' custom_margin='' margin='0px' padding='0px' border='' border_color='' radius='0px' background_color='' src='' background_position='top left' background_repeat='no-repeat' animation='' mobile_display='' av_uid='av-4fg2ln'] [av_image src='https://www.clinicasanzmar.com/wp-content/uploads/2018/06/implantes-unitarios-d-clinica-dental-dentista-madrid-1.jpg' attachment='532' attachment_size='full' align='center' styling='' hover='' link='' target='' caption='' font_size='' appearance='' overlay_opacity='0.4' overlay_color='#000000' overlay_text_color='#ffffff' animation='no-animation' av_uid='av-47bb8z'][/av_image] [/av_one_third][av_one_third first min_height='' vertical_alignment='' space='' custom_margin='' margin='0px' padding='0px' border='' border_color='' radius='0px' background_color='' src='' background_position='top left' background_repeat='no-repeat' animation='' mobile_display='' av_uid='av-3p8air'] [av_image src='https://www.clinicasanzmar.com/wp-content/uploads/2018/06/implantes-unitarios-d-clinica-dental-dentista-madrid-1.jpg' attachment='532' attachment_size='full' align='center' styling='' hover='' link='' target='' caption='' font_size='' appearance='' overlay_opacity='0.4' overlay_color='#000000' overlay_text_color='#ffffff' animation='no-animation' av_uid='av-3j5ubn'][/av_image] [/av_one_third][av_two_third min_height='' vertical_alignment='' space='' custom_margin='' margin='0px' padding='0px' border='' border_color='' radius='0px' background_color='' src='' background_position='top left' background_repeat='no-repeat' animation='' mobile_display='' av_uid='av-3wr95f'] [av_textblock size='18' av-medium-font-size='' av-small-font-size='' av-mini-font-size='' font_color='custom' color='#333333' id='' custom_class='' template_class='' av_uid='av-ko4mxlpc' sc_version='1.0' admin_preview_bg=''] En segundo lugar, disponemos de la técnica transcrestal. Esta técnica consiste en elevar el seno desde el mismo lecho que preparamos para colocar el implante. La principal indicación de esta técnica es en aquellas situaciones en las que necesitamos meternos en el seno de 1 a 3 mm, por lo que el punto de partida es una mayor altura de hueso residual. Para realizarla, disponemos de fresas especiales o de osteotomos, que nos permiten romper el suelo del seno manteniendo íntegra la membrana que lo tapiza. Una vez hemos levantado esa membrana podemos o no colocar un injerto de hueso a través de la misma preparación y finalmente el implante, que a modo de tienda de campaña mantiene elevada la membrana.

Implantes inmediatos

El protocolo de implantes inmediatos o post-extracción se definen como aquellos implantes que colocamos en el mismo acto que la extracción del diente.

Las principales indicaciones de los implantes inmediatos van a ser aquellas situaciones clínicas en las que los dientes tienen un pronóstico a largo plazo malo. Esto puede ocurrir cuando nos encontramos con un pronóstico restaurador imposible, como en dientes que tienen caries muy extensas que están por debajo de la encía y próximas al hueso o endientes que han tenido fundas y que se han roto sin poder realizar un nuevo tratamiento protésico. También nos podemos encontrar con dientes en los que ha fracasado el tratamiento de o en dientes en los que la enfermedad de las encías (periodontitis) avanza hasta tal grado que el diente se queda sin soporte de hueso, estando indicada la extracción.

Las principales ventajas de los implantes post extracción son la reducción del tiempo de tratamiento en clínica y del tiempo que tenemos que esperar hasta tener de nuevo dientes. Esto por supuesto va a tener ventajas para el paciente, pues con la misma anestesia con la que sacamos el diente podemos colocar un implante sin aumentar el trauma quirúrgico, ya que al colocar el implante sobre el lecho que ha dejado la raíz apenas tenemos que modelar el hueso. Con los implantes post extracción podemos reducir el tiempo total de tratamiento, pues en el mismo acto quirúrgico de la extracción colocamos el implante, pudiendo tomar medidas para la preparación de la prótesis en un periodo de 3 ó 4 meses. Además, los mismos medicamentos que indicaríamos para la extracción de un diente nos sirven para el implante post extracción. Por último, en muchas ocasiones los implantes post extracción los combinamos con técnicas de colocación inmediata de la prótesis provisional, lo que nos permite optimizar los resultados estéticos al preservar la arquitectura de la encía con esa prótesis provisional que sirve de soporte. Además, esta combinación de implante y prótesis inmediatos tiene una ventaja clarísima para el paciente: ¡No se queda desdentado en ningún momento!

Sin embargo, los implantes inmediatos no siempre van a estar indicados. En primer lugar, es necesario disponer de suficiente hueso residual como para poder anclar el implante con suficiente estabilidad. En segundo lugar, el implante post-extracción no previene los cambios dimensionales asociados a la extracción del diente, por lo que generalmente tenemos que combinarlos con procedimientos de aumento de hueso y/o de encía. Por último, hay que tener en cuenta que la colocación de implantes inmediatos en muchas ocasiones técnicamente es complicada, por lo que se deben colocar por profesionales que hayan superado una curva de aprendizaje y dominen la técnica.

En resumen, el implante post extracción es una modalidad de tratamiento que nos ofrece muchas ventajas, pero se ha de realizar por profesionales cualificados y en situaciones clínicas en las que realmente esté indicado.

Carga inmediata

La carga inmediata es una técnica en la que combinamos la colocación de los implantes y de la prótesis provisional en el mismo momento. Idealmente ambos actos se realizan el mismo día, pero también está descrito el colocar los implantes un día y al día siguiente colocar la prótesis provisional. Esta segunda opción tiene la ventaja de que colocamos la prótesis en ausencia de sangrado y con un pulido realizado por parte del laboratorio, ahorrándonos tiempo de trabajo en clínica.

Para poder realizar la carga inmediata es importante que los implantes entren con mucha estabilidad. Como muchas veces la carga inmediata se combina con implantes inmediatos, no siempre es fácil alcanza esta estabilidad. En combinación con implantes inmediatos, la principal ventaja de la carga inmediata es que al colocar la prótesis en el mismo momento conseguimos dar soporte a la encía, optimizando los resultados estéticos al preservar la arquitectura de la encía. Además, esta combinación de implante y prótesis inmediatos tiene una ventaja muy clara para el paciente y es que no queda en ningún momento desdentado.

Las principales indicaciones de la carga inmediata van a ser sectores estéticos o rehabilitaciones muy largas en las que tengamos que reponer un importante número de dientes. Hay que tener en cuenta que cuántos más implantes pongamos, más fácil es repartir las fuerzas de la masticación, por lo que tramos extensos son los que se van a ver beneficiados de la carga inmediata. Sin embargo, en tramos cortos es más difícil.

IMPLANTES UNITARIOS

IMPLANTES Y TRATAMIENTO RESTAURADOR

SOLICITA
UNA CITA

Puedes rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

También puedes llamarnos directamente al

915 438 795


    [recaptcha]

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies