¿Qué es la gingivitis?

¿Qué es la gingivitis?

 

¿Qué es la gingivitis?. La gingivitis es la enfermedad más frecuente de aquellas que afectan a las encías. Se trata de una inflamación que está causada por el acúmulo de placa bacteriana y de sarro. Más de la mitad de la población va a padecer de gingivitis en mayor o menos medida a partir de la edad adulta. Se trata de una enfermedad muy relevante no solo por su alta prevalencia, si no porque es la precursora de una patología irreversible en la que además de inflamarse las encías se pierde el hueso que sujeta los dientes, pudiendo llevar a la pérdida de los dientes en sus estadios más avanzados. A esta forma irreversible de la enfermedad la denominamos periodontitis, y la desarrollaremos en un futuro blog.

La gingivitis tiene una relación directa e inversa con la higiene oral, es decir, cuanto peor y menos nos limpiamos los dientes, más gingivitis tenemos. En relación a las técnicas de higiene diaria que debemos realizar en casa, es importante remarcar que usar un cepillo dental dos veces al día no es suficiente para prevenir la gingivitis. Hay que tener en cuenta que el cepillado va a lograr alcanzar ciertas zonas de los dientes, pero no todas. Por ello, además de usar un cepillo de dientes es importante que aprendamos a utilizar las medidas de higiene interdental. Estas pueden incluir la famosa seda o hilo dental y los cepillos interproximales. La seda dental va a ser muy útil en situaciones en las que tenemos los dientes muy juntos, ya que permite alcanzar cualquier espacio. Por el contrario, los cepillos interproximales van a permitirnos limpiar muy bien y de forma rápida las zonas interdentales cuando tenemos espacios. En cualquiera de los casos es importante que tu dentista y tu higienista te enseñe a usar el método que sea más adecuado para tu situación concreta. También se habla mucho de si debemos usar una pasta dental u otra o si debemos añadir un enjuague al cepillado. La literatura científica demuestra que ciertos compuesto químicos pueden tener un beneficio a la hora de prevenir el acúmulo de placa bacteriana y, por lo tanto, pueden prevenir en cierto modo la iniciación de la gingivitis. En cualquier caso, es importante que el profesional de la salud oral te recomiende cuando usar uno u otro producto.

 

 

Existen otro factores que pueden influir también en que sea más fácil que se acumule la placa bacteriana. Estos son lo que denominamos factores retentivos de placa. Pueden incluir, entre otros, caries que hayan creado agujeros en los dientes, empastes que no estén bien pulidos, coronas o puentes mal adaptados y el propio sarro que puede estar acumulado debajo de las encías y que no vemos directamente. Es por ello que es importante acudir a tu dentista para que, en el caso de que existan estos factores retentivos de placa, no solo te traten la gingivitis, si no además los elimines. Otro de los factores que claramente favorecen el acúmulo de placa es el apiñamiento de los dientes. Es por ello que muchas veces el tratamiento ideal de la gingivitis debe estar encaminado también a mover los dientes a una posición ideal mediante ortodoncia. Con las nuevas tecnologías y los nuevos materiales, la “ortodoncia invisible” es posible y este proceso puede ser aceptado mucho mejor. Para saber más de esto, no te puedes perder el Blog de la Dra. Martín.

 

¿Qué es la gingivitis?

 

Es importante reseñar que la gingivitis se puede agravar en ciertas situaciones. Una muy clara es la gingivitis del embarazo. Las mujeres embarazadas sufren una serie de cambios hormonales que puede producir que ante las mismas bacterias, la encía se inflame de manera más exagerada. Teniendo en cuenta que la periodontitis se asociado de manera negativa con el embarazo, el manejo temprano de la gingivitis en la mujer embarazada debe ser prioritario. También se ha visto que los pacientes que toman ciertos medicamentos, como los antihipertensivos o los antiepilépticos, pueden sufrir agrandamientos de la encía cuando se acumula placa bacteriana. Por ello es importante extremar las técnicas de higiene en este grupo de pacientes.

 

¿Qué es la gingivitis?

 

Cuando hablamos de tratamiento de la gingivitis tenemos dos formas principales de abordarla. Una es la que puede poner en marcha el propio paciente implementando las técnicas de higiene que hemos comentado anteriormente. Otra es la que podemos realizar en la clínica dental. Por supuesto que la forma directa de tratar la gingivitis es realizar una limpieza dental en la que eliminemos la placa bacteriana y el sarro. Pero el verdadero tratamiento debe ser mucho más complejo que solo limpiar los dientes. Es importante contar con un personal cualificado (dentista o higienista) que evalué de manera minuciosa cada uno de tus dientes, pudiendo realizar un diagnóstico de certeza y detectar de manera temprana las estadios iniciales de la enfermedad. En segundo lugar es importante evaluar la técnica de higiene por parte del paciente. Si esta no es adecuada o hay algo que mejorar, es importante que el profesional introduzca los cambios necesarios y que luego el paciente los ponga en práctica, pudiendo así de una manera más eficaz prevenir de nuevo el desarrollo de la gingivitis. Por último, es importante tener claro que por lo menos debemos hacer una visita anual a nuestro dentista o higienista de confianza. Disponemos de una evidencia científica suficientemente amplia que demuestra que los pacientes que acuden a la visita higiene profesional por lo menos una vez al año desarrollan menos periodontitis y menos caries. Por supuesto, la frecuencia recomendada para acudir a la visita de mantenimiento va a depender de cómo sea la técnica de higiene del paciente y de los factores de riesgo que hay presentes.

 

¿Qué es la gingivitis?

 

En resumen, la gingivitis es muy frecuente y es importante que la tratemos de manera precoz para evitar que se desarrolle una forma más avanzada de la enfermedad. La mejor manera de prevenirla es aplicar las técnicas de higiene oral recomendadas por tu dentista e higienista y acudir por lo menos una vez al año a tu clínica de confianza para que te hagan un mantenimiento que incluya revisión de las encías, evaluación de las técnicas de higiene y una limpieza profesional.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *